Search
  • Dpto. Marketing.

La música en la gastronomía.

¿Puede el ambiente musical afectar a nuestra experiencia gastronómica? Sí, está demostrado que la música afecta. Tu plato te puede gustar más o menos según la música que en ese momento estemos escuchando ¿A que es curioso?


El momento en el cual comenzamos a comer entran en juego los cinco sentidos, fusionándose u jugando entre ellos para crear un momento único.


Siempre creemos que el sentido del gusto toma un papel importante en este momento, pero aunque creamos que no, el oído también afecta. Y es que aunque comamos con la boca y sintamos con la lengua, el cerebro es aquel que interpreta los sabores.


Varios estudios indican que la música afecta al momento culinario en muchísimos aspectos, ya sea en el apetito, sabor, elección, velocidad...


¿Y de qué depende? El motivo de esta alteración se debe a las emociones de los comensales cambian al escuchar música armoniosa y con ritmos suaves, que le haga sentir, y esto hace que su apetito crezca.


Por ejemplo, una música con ritmos acelerados hará que nuestros clientes coman más rápido. Además, los sonidos graves hacen que nuestro paladar note más el sabor salado y amargo; sin embargo, los ritmos agudos ayudan a la intensidad de los sabores dulces.


Cuando realizamos algún tipo de actividad y escuchamos una música que nos alegra, liberamos mayores niveles de dopamina, endorfinas y serotonina que son las causantes de la regulación de los estados de ánimo focalizándose en la motivación, el placer, la calma...


En el momento de degustar carnes ibéricas curadas, los expertos aconsejan escuchar música clásica como acompañante, dado que ayuda a potenciar el matiz más dulce de estas piezas y crea un entorno tranquilo haciendo que nuestro cerebro se sienta relajado y cómodo.


A sí que ya sabes qué hacer en tu próxima velada, elegir bien tu playlist de estilo clásico para que tu degustación de nuestros productos sea inmejorable.



0 views0 comments

Recent Posts

See All